Mercadillo y Feria Artesanal

Llevo sin publicar ninguna entrada ya mucho tiempo, algo me ha faltado a pesar de haber estado sin parar. En el Mercadillo de Aguilafuente disfruté un montón y aprendí también mucho. ¡Que fácil se ve desde el otro lado!.

También he estado en la Feria Gastronómica y de Artesanía en Poza de la Sal y aun pensando que, con lo aprendido en la anterior iba a mejorar, hoy os digo que aún puedo hacerlo mejor. ¡No voy a deja de sorprenderme nunca!.

Tengo que añadir broches que he empezado hacer, mis “Manolos”. Nunca hubiera pensado que al comprarlos me pidieran uno orientado a la derecha. Y sí, lo tenía y la señora se fue tan contenta. Y tampoco podría imaginarme que mis amigas las niñas, jovenzuelas, madres, abuelas o primas pudieran preguntarme si hago los brazaletes con los colores de sus equipos de fútbol.

Olé, olé y olé no se cuanto me quedará por ver ni por disfrutar con todo ésto. Pero pensaré en ellas cuando haga mis “Manolos” y mis brazaletes. ¡Claro que sí!.

Insitu me pidieron acortar y agrandar porque les encantó la idea de que pudieran llevárselo a su gusto. Las que ya tenéis algunas de mis piezas y habéis sufrido con uno de mis cierres… Una señora vino desde su casa para que le quitara la pulsera. Resulta que al llegar a ella y querer quitársela no podía, se fue muy deprisa sin que pudiera contarla el truquillo. ¡Y claro, no estaban ni su hijo ni su marido!. Se fue aun mas contenta cuando la explique como hacerlo sola … algunas ya sabéis como y nos hemos reído un montón como ella cuando lo supo.

Y los niñ@s que venían y preguntaban los precios se iban tan contentos porque con su dinerito ahorrado pudieron comprarse una pulsera o tobillera.

He tenido que pedir ayuda. Porque dos abuelitas no se decidían entre los tres brazaletes que eligieron para sus nietos. No los querían iguales. Si eran iguales resultaría que los chavales dirían ¡jo siempre igual!, y al ser diferentes no sabían decidir cual. Así que, como a grandes males grandes remedios, a dos mocetes que pasaron por delante y se quedaron mirando les pedí que eligieran ellos. ¡¡¡ Y que contentas las abuelas y que majos los mocetes que se las llevaron iguales!!!.

Besos y muchas gracias. No hay como estar en contacto con el mundo para estar en él.

 

Anuncios